Virtualizar o instalar aparte

En éste post de hoy quiero hablar de una cosa que a más de una persona se le habrá planteado.

Yo uso Linux en la mayor parte del día a día. En mi puesto de trabajo uso Windows 10, pero en el ámbito personal y profesional en su mayor parte uso Linux. Pero el problema que tenemos los que usamos Linux es que siempre hay una aplicación que solo viene en Windows; o que en su defecto la aplicación en Windows corre mejor que la alternativa en Linux (por ejemplo Photoshop y GIMP). En algunos casos, con Wine se puede correr la aplicación en Linux. Pero en otros casos, solo tenemos dos opciones: o bien virtualizar un Windows o bien realizar una partición aparte en el disco duro. Ante eso la respuesta es depende.

En el caso de mi ordenador portátil con Fedora, tengo virtualizado un Windows para algunas aplicaciones muy básicas como el office o la firma con certificado digital. Para casos como eso, compensa mas virtualizar, ya que nos ahorra tener que ir reiniciando para usar un sistema u otro.

En el ordenador de sobremesa, en cambio, tengo un disco duro con Fedora y otro con Windows, porque ya allí uso aplicaciones más pesadas como Photoshop; programas que requieren mayor potencia que una virtualización. Tiene el engorro de tener que reiniciar, pero así sabemos seguro que el programa correrá bien.

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Puedes obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar

www.000webhost.com